Flacidez

Recupera el tono de tu piel

 

Consigue autorregenerar los tejidos.

 

Incrementa la firmeza y la elasticidad de tu piel.

La flacidez es la pérdida de tono y de firmeza de la piel y / o del tejido muscular. Es debida al proceso de envejecimiento que sufre la piel con el paso de los años, aunque puede ser agravado o mejorado por nuestros hábitos de vida, fotoexposición solar, alimentación adecuada, hidratación correcta y cuidado de la piel, entre otros.

En el tejido conjuntivo de la dermis se encuentra la sustancia fundamental donde están las fibras de colágeno, elastina y los glicosaminoglicanos, que tiene gran capacidad de retención de agua. Con la edad, la piel va perdiendo capacidad de captación y retención de agua, colágeno y elastina. Como consecuencia esta capa de la dermis se hace más fina, la piel tiene menos consistencia y se ve más deshidratada.

La flacidez del tejido muscular es debida principalmente a la falta de ejercicio y entrenamiento, particularmente de algunos músculos y la vida sedentaria. En algunos casos se presentan juntas pero hay ocasiones en las que puede haber flacidez en la piel y no en el músculo o al revés. Con los años todos perdemos firmeza y la flacidez aparece en mayor o menor grado.

Posibles causas que generan la flacidez:
• Fotoenvejecimiento: el exceso de sol acelera la oxidación celular, produce deshidratación, aumenta la destrucción de las fibras de colágeno y elastina y, con ello, la piel pierde su capacidad de recuperación y su elasticidad, acelerando el proceso de la flacidez.
• Dieta pobre en proteínas: Muchas veces se asocia dieta con comer “alimentos ligeros”, como frutas y verduras, y dejamos de ingerir proteínas que son las responsables de dar soporte a la estructura de nuestra piel, acelerando de esta manera la aparición de la flacidez.
• Tabaco: es vaso constrictor y dificulta la circulación, lo que hace que los tejidos tengan una nutrición más deficiente y se debiliten.
• Predisposición genética: es una tendencia heredada que en algunos casos agrava o acelera el proceso.
• Toma de algunos fármacos
• Pérdidas de peso muy rápidas o con dietas inadecuadas, continuos cambios de peso que hacen que nuestra piel tenga que adaptarse constantemente a diferentes volúmenes.
• Enfermedades del colágeno
• Vida sedentaria y falta de ejercicio

El tratamiento de la flacidez es difícil ya que como hemos visto tiene muchas causas.

Nuestros tratamientos:

Radiofrecuencia Indiba Deep Care

En el campo de la medicina estética no invasiva, Indiba Deep Care ha supuesto ser el primer regenerador de la piel a través de transferencia eléctrica, convirtiéndose en la única tecnología que optimiza el intercambio iónico y equilibra el potencial eléctrico de los tejidos, sometiéndolos a acciones que son a la vez superficiales –energía capacitativa– y profundas –energía resistiva–, potenciando la belleza de nuestra piel desde su interior; alisándola, regenerándola, reafirmándola y eliminando la flacidez desde dentro.

Este sistema proiónico en el interior de los tejidos combina energías capacitativas y resistivas a una frecuencia de 448 kHz que hace que se obtengan resultados contra la flacidez desde las primeras sesiones (el número de sesiones depende del paciente y de su objetivo, pero se recomienda un mínimo de 4 o 5 sesiones de 50 minutos consecutivas, realizando un mínimo de una al día).
El sistema incrementa la temperatura de las células de forma artificial de forma que consigue que les llegue más oxígeno y nutrientes que los tejidos utilizarán para autoregenerarse gracias al efecto producido por la concentración de iones en la membrana celular. De hecho, Indiba es la única aparotología que dispone actualmente en exclusiva de la frecuencia adecuada para movilizar los iones a través de la membrana celular.

De este modo, mediante un solo tratamiento se obtienen tres beneficios importantísimos para nuestra piel gracias a la combinación de energías y temperaturas, dependiendo de las necesidades concretas de cada persona: Bioestimulación (activación del metabolismo, del colágeno y de los fibrolastos) + Microcirculación (incremento del metabolismo, del flujo sanguíneo y del drenaje) + Hiperactivación (detoxificación tisular, eliminación de grasas y regeneración del colágeno)

El tratamiento contra la flacidez puede aplicarse a hombres y mujeres, tanto en la cara como en el cuerpo según nuestro propósito: rejuvenecer el rostro, suavizar las arrugas, revitalizar la piel, reducir la celulitis, reafirmar el pecho y los glúteos, etcétera. También puede eliminar la flacidez en los brazos e incluso ayudar en la reducción de ojeras y bolsas en los ojos.

El aparato funciona con una crema conductora especialmente diseñada para este sistema proiónico que mejora la eficacia del tratamiento y los profesionales que lo realizan han recibido formación específica para llevarlo a cabo. Además, su aplicación es agradable, relajante y reconfortante, ofreciendo en todo momento una sensación de calidez y bienestar general.

X-Wave (Ondas de choque)

Las ondas de choque estimulan la microcirculación, remodelan el colágeno y aumentan el espesor de la dermis.
Está especialmente indicado para el tratamiento de la celulitis, remodelando el colágeno y de esta manera se mejora el aspecto de la piel y la microcirculación. A su vez, también mejora el aspecto de las estrías.
Las ondas de choque están indicadas también para el tratamiento de la flacidez cutánea en brazos, abdomen, …

Es un tratamiento no invasivo, sin efectos secundarios. Se emplean ondas acústicas radiales suaves que con un nivel pequeño de energía evitando así el daño a los tejidos el cual se relaja y se estira, produciendo un increment0 de firmeza y elasticidad. A su vez se mejora la circulación de la sangre y la producción de colágeno.
Los resultados son visibles prácticamente desde las primeras sesiones.

Las ondas de choque son ideales para complementarlas con otros tratamientos como la mesoterapia, la carboxiterapia o el Vela Smooth.

Te llamamos nosotros:

10 + 5 =

Pin It on Pinterest

Share This