Toxina Botulínica

Atenúa las líneas de expresión del tercio superior del rostro

La toxina botulínica, más conocida por la marca Botox®, lleva revolucionando el mundo de la medicina estética desde hace más de 20 años. Hoy en día es la técnica estética más utilizada para tener una mirada radiante.

Para realzar aún más la mirada, la toxina botulínica es un magnífico complemento con la técnica Ultherapy ® en la zona del contorno de ojos. Mientras Ultherapy® trabaja para mejorar y retrasar la flacidez de los párpados y del resto del área periorbicular generando nuevo colágeno, la toxina permite suavizar la mirada aportando un aspecto descansado y juvenil, evitando la formación de nuevas arrugas y retrasando por tanto el envejecimiento cutáneo en la zona periorbicular.

Y, además no solo podemos eliminar las famosas patas de gallo o las arrugas del entrecejo, sino que también se puede modificar una sonrisa que enseña demasiado los dientes o la posición de tristeza de los ángulos de la boca.

La eliminación de las bandas del cuello o en las arrugas del escote también están siendo atenuadas con toxina botulínica consiguiendo resultados realmente eficaces.

Con independencia del uso que demos a la toxina, la clave para que el resultado sea perfecto es hacer un buen diagnóstico previo. Para ello la relación médico paciente es la base fundamental para la consolidación del tratamiento.

¿Cómo actúa la toxina botulínica?

La toxina actúa relajando los músculos del tercio superior del rostro y suavizando la mirada, cuando gesticulamos, fruncimos el entrecejo o nos reímos. En ningún caso se pierde nuestra expresión y naturalidad.

 

¿EL RESULTADO ES INMEDIATO?

No. El resultado va apareciendo de manera gradual. Día a día, nuestro aspecto va mejorando y aportando una mirada radiante. Pasados unos días, las personas de nuestro entorno, nos verán mucho mejor sin saber por qué.

¿cUANTO DURA EL EFECTO?

El efecto completo se logra entre los 4 y los 8 días. La primera vez, su efecto nos durará en torno a 4 meses. Pasado este tiempo, podemos someternos a un segundo tratamiento, pudiendo alcanzar los 6 meses.

¿ES UN TRATAMIENTO REVERSIBLE?

Sí, el tratamiento de toxina botulínica no es un tratamiento permanente. La relajación muscular que efectúa el producto dura cierto tiempo. Al cabo de los meses, el músculo tratado, vuelve a retomar su movilidad.

Dejános tu datos y te llamamos sin compromiso


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies