El beneficio de comer poco y a menudo

“Se recomiendan 5 comidas al día”. Os suena esta frase, ¿verdad? Si queréis saber por qué para cuidarse se recomiendan estas ingestas y si os estáis preguntando si también está bien hacer 4 o 6 comidas al día en vez de 5, ¡hoy os saco de dudas!

Mucha gente no consigue bajar peso, más bien lo contrario, porque tiene un gran desorden en su estilo de vida y en concreto, en sus hábitos alimentarios. A ver, ¿pensáis que pasar muchas horas sin comer y por ello, morirse de hambre durante horas es la mejor solución para adelgazar? Pues son muchas las personas que piensan que sí y siguen esta norma. ¿Qué les pasa entonces? Que cuando por fin les toca comer ¡tienen un hambre de lobo! El cuerpo ha gastado mucho azúcar y energía para las actividades que ha desempeñado, hace horas que la persona no toma nada y necesita reponer energía. Por ello, el organismo genera una señal de “hambre” para que la persona coma algo, preferiblemente alimentos dulces y calóricos, y así obtener energía rápidamente. El resultado de quiénes siguen estos hábitos es que, en lugar de conseguir el objetivo, acaban ganando peso porque las pocas ingestas que hacen suelen ser más abundantes y con alimentos más energéticos.

5 tips para una alimentación saludable

Al contrario que la situación anterior, se ha comprobado que aumentar la frecuencia de las comidas, es decir, comer menos cantidad y más a menudo, parece que puede ayudar a controlar la sensación de hambre y el apetito. De ahí que las personas que comen 5 veces al día suelan tener menos riesgo de picar o hacer atracones. También se ha visto que quien come con este patrón más distribuido y equilibrado, puede tener menos acumulación de grasa y mejores niveles de colesterol total, colesterol malo (LDL) e insulina.

En mi opinión, si uno se distribuye toda su ingesta diaria en varias tomas al día y no sólo en una o dos de gran volumen, acaba equilibrando mejor sus comidas y tiene una dieta más estructurada y saludable. Este factor, puede ayudar (y mucho) a cuidarse y controlar el peso.

Poner orden en los hábitos alimentarios (me refiero a planificar con antelación las comidas y procurar que sean saludables) es tarea de cada uno. ¡Y menuda tarea! Os aseguro que es fundamental para gozar de una buena salud y controlar el peso corporal. Si sois de los que tomáis 3 o menos comidas al día, al principio os costará repartir las ingestas en 5 tomas diarias, pero como cuenta Bea (http://dietasanayejercicio.com/expertos/coach-personal/), tras 3 semanas de hacerlo, ya será un hábito y comeréis a menudo y equilibrado sin daros cuenta!

¿Puedo tomar 4 ingestas al día en vez de 5? ¿Y 6?

Hay quién no puede (ni en sueños) comer 5 veces al día, y hay quién su cuerpo le pide incluso más, 6 ingestas al día. Para estos casos, ¿pueden “saltarse la regla” y hacer 4 o 6 tomas diarias? La respuesta es sí. Quizá os esperabais otra respuesta, porque es tan extendido lo de “5 comidas al día” que si uno no lo sigue a rajatabla, se puede pensar que no lo está haciendo bien. Bueno, pues el organismo humano es algo complejo, individual y diferente de cada persona. Además, cada uno lleva un estilo de vida, unos horarios… Por todo ello, tenemos que ir un poco más allá y las ingestas se deben adaptar a todos estos factores. Por ejemplo, hay gente que por sus circunstancias laborales, familiares… tiene que comer muy pronto (sobre las 13 h) y cenar muy tarde (sobre las 23 h). Si no se puede hacer nada para cenar más pronto, una buena solución sería hacer dos tentempiés a media tarde, con lo que se terminaría el día con 6 ingestas.

Se ha demostrado que no es tan importante si se hacen 4, 5 o 6 ingestas al día, sino que la clave está en que cada uno se guíe por lo que su cuerpo le pida (saberse escuchar a sí mismo) y procurar repartir la ingesta en varias tomas distribuidas a lo largo del día y que éstas sean de menor cantidad. Dicho de otra manera, lo que debéis evitar es hacer muy pocas comidas al día (me refiero a dos o tres) y que éstas sean abundantes y copiosas. Tomar algo a media mañana y un tentempié a media tarde es casi imprescindible.

 

Autora: Laura Escofet

Via: www.dietasanayejercicio.com

 

Pin It on Pinterest

Share This