Quiromasaje

Calma tu dolor con un masaje.

 

Manipulación manual de piel, tejidos y músculos.

 

Proporciona bienestar en el receptor.

El quiromasaje es una terapia manual que consiste en manipular manual y suavemente piel, tejido adiposo y músculos del cuerpo humano.La mano humana es, por el momento, la única herramienta capacitada para percibir con exactitud el grado de presión a ejercer y la sensibilidad con la que se debe tratar el tejido. Esta técnica debe ser siempre aplicada por un profesional cualificado que tenga una formación específica sobre el sistema muscular, óseo y nervioso del cuerpo humano, así como la forma concreta de realizar cada tipo de masaje según la dolencia de que se trate.

El quiromasajista no sólo trabaja la zona afectada, sino que debe conocer perfectamente el origen de la lesión que motiva la dolencia, favoreciendo igualmente la circulación sanguínea y estimulando el sistema nervioso proporcionando de esta forma una situación de bienestar en el receptor.

Dolor de espalda, malestar, tensión, fatiga crónica… son problemas habituales que afectan a casi todo el mundo hoy en día. El Quiromasaje ofrece una solución efectiva a estos problemas mediante un masaje consistente en manipular manual y suavemente piel, tejido adiposo y músculos del cuerpo humano.

Esta técnica debe ser siempre aplicada por un profesional cualificado que tenga una formación específica sobre el sistema muscular, óseo y nervioso del cuerpo humano, así como la forma concreta de realizar cada tipo de masaje según la dolencia de que se trate.

Esta técnica debe ser siempre aplicada por un profesional cualificado que tenga una formación específica.

Preguntas frecuentes sobre este tratamiento:

¿Qué diferencias existen entre masaje y quiromasaje?

Hoy por hoy se tiende a emplear las palabras Masaje o Quiromasaje indistintamente, aludiendo a que su significado es el mismo.En términos generales, o dicho de forma superficial podríamos decir que sí, pero si profundizamos en el tema, digamos que es igual pero no es lo mismo. Cuando decimos masaje nos referimos a todo lo que sea masajear sin distinguir entre forma, aplicación o método. El término quiromasaje nace en Barcelona en el año 1920 y fue el Dr. Vicente Lino Ferrándiz quien, tras unos años de estudio introdujo esta técnica que consiste en terapias manuales, sin necesidad de aparatología. Esta técnica requiere una extraordinaria agilidad de las manos y un exhaustivo conocimiento de anatomía y fisiología del cuerpo humano, de modo que el terapeuta actúa de forma científica, no rutinaria, como proceden la mayoría de masajistas. Sus aplicaciones reportan al paciente más beneficios de los que cualquiera pueda imaginar, aunque no es un tratamiento definitivo para algunas patologías, está comprobada su eficacia en muchas otras, haciendo que la calidad de vida del paciente sea mejor.

¿Existen garantías de eficacia?

Los resultados obtenidos con el quiromasaje, son altamente beneficiosos, pero determinar la eficacia y permanencia de los resultados solo es posible después de una primera sesión.

¿Qué ropa debo ponerme para recibir un masaje?

Es aconsejable bikini o prenda similar de tipo deportivo, si es mujer y un bañador o prenda similar de tipo deportivo, si es hombre o en su defecto ropa interior. El cliente es el que siempre decide que tipo de prenda debe llevar para recibir un masaje. En cualquier caso, las partes del cuerpo que no sean tratadas estarán cubiertas por una toalla o sabana para evitar enfriamientos.

¿Cuanto dura una sesión de quiromasaje?

Como norma general tienen una duración mínima de 30 minutos pero lo más habitual es que duren de unos 60 minutos, en cuanto a sesiones, no hay estipulado un numero concreto, dependiendo del tipo de masaje.

¿Y qué hay de los beneficios terapéuticos y el intrusismo profesional?

En el momento en que el masaje proporciona relajación y bienestar, ayudando en la recuperación y el mantenimiento de la salud se convierte, aun sin pretenderlo, en un acto terapéutico.

El Masajista debe limitar su campo de acción a todo aquello que sea de su competencia. No estamos capacitados para diagnosticar lesiones: esto es competencia de doctores o médicos especiallizados. La formación del terapeuta ha de ser tal, que sepa cuándo nos encontramos ante algo que n podemos tratar o solucionar, debemos conscientes de las limitaciones que tiene el quiromasaje, e indicar a nuestro cliente la necesidad de acudir a otra terapia si el caso lo requiere.

Te llamamos nosotros:

11 + 2 =

Pin It on Pinterest

Share This