Retención de líquidos

Y piernas cansadas.

 

Disminuye el volumen de piernas, tobillos y pies.

 

Empleamos distintas técnicas para aliviar los síntomas.

Piernas cansadas, hinchazón, pesadez y aumento de volumen son síntomas de edema o retención de líquidos, que se agudizan con las altas temperaturas. La presoterapia, la vacumterapia microalveolar y la carboxiterapia son algunas de las técnicas que empleamos para aliviar estos síntomas. El edema es un incremento anómalo del líquido intersticial, que produce el aumento de volumen en piernas, tobillos y pies, principalmente.

En el organismo, el agua se distribuye en el líquido intracelular y en el líquido intersticial. Cuando el intercambio de líquido entre estos compartimentos se desequilibra, el fluido queda atrapado en el tejido intersticial, provocando la hinchazón o edema.

El fallo de equilibrio en el intercambio de líquidos puede deberse a distintas causas:
• Sobrepeso.
• Trastornos circulatorios.
• Fuentes de calor directo.
• Permanecer mucho tiempo de pie o sentado.
• Algunos fármacos, como anovulatorios o corticoides.
• Enfermedades de algunos órganos, como el hígado o el corazón.
• Ingesta excesiva de sal.

Síntomas de la retención de líquidos:
• Hinchazón.
• Síndrome de piernas cansadas.
• Sensación de pesadez.
• Sensación de que la ropa o el calzado oprimen.
• Pérdida de flexibilidad en las articulaciones.

Restablece la circulación y aumenta la cantidad y velocidad del flujo sanguíneo.

Nuestros tratamientos:

Presoterapia Ballancer Pro

La presoterapia en un masaje de presión externa con aparatología.
Las piernas y/o los brazos del paciente se enfundan en una prenda que dispone de cámaras de aire. Éstas realizan una presión controlada y personalizada que mejora la retención de líquidos, los linfedemas y los trastornos venosos de las piernas.

Vacumterapia Vela Smooth

La aparatología velasmooth combina radiofrecuencia bipolar, infrarrojos, vacío y masaje y estas son las características que hacen que sea tan eficaz reafirmando la piel, reduciendo la celuitis, deshaciendo los nódulos de grasa y mejorando la textura cutánea. Mediante su aplicación en la piel, esta máquina logra llegar tanto a los tejidos más profundos como a la superficie y de forma segur ay efectiva deshace la grasa, mejora la flacidez y mejora las fibras de colágeno y elastina.

Desde la primera sesión ya se empiezan a notar efectos aunque son necesarias algunas más para explotar todo su potencial, el cual no sólo afecta a la celulitis sino también a la retención de líquidos, a la quema de grasa y a la activación de la circulación sanguínea. Puesto que no se precisa de recuperación la paciente que se someta a este tratamiento puede reanudar sus actividades rutinarias de forma inmediata.

Carboxiterapia

Consiste en la aplicación subcutánea de CO2, a través de pequeñas infiltraciones.
La inyección controlada de dióxido de carbono (carboxiterapia) mejora el intercambio gaseoso de la circulación, restablece la microcirculación y aumenta la cantidad y velocidad del flujo sanguíneo.

Drenaje linfático

El drenaje linfático manual es un método de mesoterapia que comprende el campo de la fisioterapia y el de las técnicas de masajes terapéuticos, con el fin de acelerar la actividad del sistema linfático superficial y así mejorar la eliminación de líquidos.
Se trata de un protocolo de técnicas manuales muy sutiles. Están basadas en un amplísimo y detallado estudio clínico de la anatomía y fisiología del sistema linfático, y se realizan con el fin de eliminar la linfa estancada.

El objetivo fundamental del masaje linfático es eliminar la celulitis, la pérdida de volumen y mejorar la circulación sanguínea.
Las maniobras manuales son muy suaves y completamente indoloras. Con el masaje ayudamos a restaurar el contorno del cuerpo mejorando el tono de la piel y el tejido muscular en casos de flacidez, además de prevenir y atenuar el envejecimiento cutáneo y la celulitis.

Gracias a los masajes conseguimos mejorar la circulación de la sangre y el flujo de la linfa. Además el masaje produce un efecto relajante y placentero en nuestro organismo gracias a la liberación de endorfinas que nos aportan una sensación de bienestar.
El tratamiento que te ofrecemos ayuda a movilizar el sistema linfático y el circulatorio venoso. A través de diferentes técnicas podemos ayudarte a activar la circulación de retorno, eliminando líquidos, celulitis…
Con el drenaje linfático lo que conseguirás es revitalizar tu piel, atenuar el efecto de “piernas cansadas” y una mejoría en tu vida cotidiana ya que este tratamiento es perfecto para prevenir muchas enfermedades derivadas de la mala circulación.

La aparatología disponible: Ondas de Choque, Láser Lipolítico, Mesoterapia Virtual, Radiofrecuencia, Presoterapia, etc.
Será el equipo médico quien determine, con exactitud tras el diagnóstico, el número de sesiones oportuno para cada caso.
El tiempo de las sesiones es variable, aunque tiene una duración aproximada de 60 minutos.

Te llamamos nosotros:

2 + 6 =

Pin It on Pinterest

Share This